¿Cada cuánto se deben cambiar las sábanas?

cuándo es momento de cambiar las sábanas

Cuidar la higiene de tu descanso es cuidar tu salud. Es por eso que cambiar las sábanas de tu colchón es una tarea fundamental que debés llevar a cabo para descansar sobre una superficie cómoda y limpia.

Al dormir, tu cuerpo libera sudor, aceites naturales de la piel y células muertas que se depositan sobre tu ropa de cama. A la larga, esto puede desembocar en la acumulación de gérmenes y bacterias que afectan tu salud.

Asimismo, las sábanas que no se cambian regularmente pueden acumular ácaros del polvo y alérgenos que son potentes desencadenantes de alergias.

Y, por otro lado, la utilización de sábanas colabora con el cuidado y el mantenimiento de los materiales del colchón.

¿Cuándo es momento de cambiar las sábanas?

Existen ciertos factores determinantes que podrán influir en la frecuencia de cambio de tus sábanas.

Si realizás actividad física o sudás mucho, es probable que debas cambiar las sábanas con mayor regularidad para prevenir la acumulación de transpiración u olores. A su vez, si dormís en espacios muy cálidos y/o húmedos, puede que te suceda lo mismo.

El dormir con mascotas también puede provocar que las sábanas se ensucien más rápido, haciendo que debas cambiarlas en menor tiempo. Si este es tu caso, te recomendamos leer nuestra nota Mascotas en la cama: ¿qué cuidados tener?

Por último, cuando estás enfermo no debés olvidar cambiar tus sábanas con mayor frecuencia para evitar la dispersión de gérmenes.

¿Cómo cuidarlas?

  • Mantené la higiene de tu colchón. Si tu colchón está sucio, tus sábanas también se van a ensuciar.
  • Asegurate de estar limpio antes de acostarte para minimizar la suciedad que llega a tus sábanas.
  • Lavá tus sábanas con regularidad y guardalas en un lugar limpio y seco.

Entonces, ¿cada cuánto se deben cambiar las sábanas?

En conclusión, la frecuencia con la que debés cambiar tus sábanas depende de diversos factores. Sugerimos hacerlo al menos una vez a la semana pero, sea cual sea la periodicidad que decidas, encontrar un balance entre la higiene y la comodidad es clave para asegurar un descanso saludable.
 

Descubrí más información para cuidar tu descanso en nuestro blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *