¿Por qué duele la espalda con un colchón nuevo?

dolor de espalda

En ocasiones, luego de comprar tu colchón nuevo podés comenzar a experimentar dolor de espalda ¡No te preocupes, puede suceder! En esta nota detallaremos las posibles causas del dolor de espalda debido al uso de un colchón nuevo y ofreceremos soluciones para aliviar este problema.

Período de adaptación

Cambios en el tipo de colchón

Una de las razones más habituales por las que podés sufrir dolor de espalda debido a un colchón nuevo es las diferencias entre tu colchón anterior y el actual. Si el colchón sobre el que descansabas era de otros materiales o poseía una firmeza o un soporte distintos, tu cuerpo requerirá tiempo para adaptarse a esta nueva sensación. Deberás atravesar una incomodidad temporal, que puede durar desde unos pocos días hasta varias semanas, hasta que tu cuerpo se acostumbre a la nueva superficie.

Adaptación individual

Cada persona tiene preferencias y necesidades individuales en relación a su colchón. Por lo que el período de adaptación sobre un mismo colchón puede variar según la persona.

Colchón inadaptado para tu descanso

Peso corporal

Las personas con un peso corporal más ligero pueden sentir que un colchón demasiado firme no se adapta a sus necesidades, provocando puntos de presión y dolor. Mientras que las personas con un peso corporal más elevado pueden sentir que un colchón demasiado suave no ofrece el soporte necesario, causando dolor de espalda.

 

Leé El impacto del peso en la elección del colchón.

Posiciones para dormir

Por lo general, las personas que duermen de costado precisan de un colchón más suave para aliviar la presión en los hombros y caderas. En cambio, quienes duermen boca arriba o boca abajo pueden requerir de un colchón más firme para mantener alineada su columna vertebral.

Baja calidad del colchón

La calidad de los materiales del colchón y su construcción son fundamentales para asegurar la comodidad y el soporte al cuerpo. Un colchón de baja calidad puede deformarse rápidamente, afectando el soporte y causando dolor de espalda. Un colchón de buena calidad tiende a proporcionar un soporte más apropiado y duradero.

Base del colchón inadecuada

La base sobre la que se coloca el colchón también puede afectar su rendimiento. Es importante asegurarse de que tu base sea adecuada para el colchón nuevo.

Estado de salud general

Determinadas condiciones de salud, como la artritis o las hernias discales, pueden volverte más susceptible al dolor de espalda. Es recomendable consultar con profesionales de la salud para encontrar el colchón que mejor se adapte a tus necesidades.

Soluciones para el dolor de espalda

Ejercicios de estiramiento

Realizar ejercicios de estiramiento para la espalda puede colaborar a aliviar el dolor y mejorar la flexibilidad. Estiramientos suaves al acostarte y levantarte pueden disminuir la tensión en la espalda.

Consulta profesional

Si el dolor de espalda persiste, es aconsejable acudir a una consulta con un profesional de la salud, como un fisioterapeuta o un quiropráctico, que te ofrezca tratamientos específicos y consejos para mejorar tu postura sobre el colchón.

Elegir un colchón adaptado a tus necesidades

Antes de comprar un colchón nuevo, investigá sobre los diversos tipos de colchones y leé las opiniones de otras personas que ya realizaron su compra para conocer sus experiencias personales.

Además, no olvides considerar tus necesidades específicas, como tu peso, altura, posiciones al dormir y cualquier condición médica.

Por último, si tenés la posibilidad, probá los colchones de tu interés antes de realizar tu compra.

Un colchón adaptado a tus necesidades es una inversión para tu salud a largo plazo.

En conclusión, ¿por qué podés experimentar dolor de espalda con un colchón nuevo?

Puede suceder que ni bien comiences a utilizar un colchón nuevo sientas dolor de espalda porque tu cuerpo todavía no está habituado a su firmeza, soporte y/o sensación. Date el tiempo necesario para que tu cuerpo se acostumbre. No obstante, si experimentás este dolor de forma prolongada, es importante identificar la causa y tomar medidas para aliviarlo.

Seguí leyendo sobre este tema en nuestro blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *