Trabajar desde la cama: ¿es una buena práctica?

consecuencias de trabajar desde la cama

El home office o teletrabajo adquiere mayor relevancia en el ámbito laboral cada día. Y, dentro de esta modalidad, trabajar desde la cama puede parecer tentador pero ¿es una buena práctica?

Consecuencias de trabajar desde la cama

La comodidad está garantizada porque el colchón y las almohadas ofrecen un entorno relajante que colabora a reducir el estrés.

Sin embargo, trabajar desde la cama puede hacer que adquieras una postura incorrecta, provocándote problemas de espalda y cuello por la ausencia de un entorno ergonómico adecuado.

Asimismo, esta práctica puede incidir en la calidad de tu sueño porque el cerebro podría asociar a la cama con actividades activas en lugar de como un espacio de descanso.

También existen personas que les cuesta desprenderse del trabajo al llevar a cabo sus tareas laborales en la cama, pudiendo afectar otros ámbitos de su vida.

Consejos para trabajar desde tu cama

  • Creá un espacio de trabajo propicio para trabajar. Utilizar una mesa o un soporte para tu computadora será ideal.
  • Mantené una postura correcta para prevenir la aparición de problemas de salud a largo plazo.
  • Establecé un horario para tu jornada laboral y asegurate de cumplirlo para darle lugar a tus momentos de ocio.
  • No olvides tomarte pausas regulares para estirarte, moverte e hidratarte.

En conclusión, ¿es una buena práctica trabajar desde la cama?

No se recomienda llevar a cabo esta práctica como un ejercicio diario. No obstante, si igualmente decidís hacerlo, aplicar los consejos mencionados te ayudará a mantener un equilibrio entre tu trabajo y tu vida personal.

Encontrá más información sobre este tema en nuestro blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *